Abogado, Derecho Penal

Derecho Penal – Jurisprudencia – Rechazo de recurso interpuesto por la defensa ante una condena en juicio por jurados

El Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires rechazó un recurso interpuesto por la defensa de un hombre condenado bajo la modalidad de juicio por jurados por una supuesta imparcialidad. Los jueces sostuvieron que la participación popular en la justicia “demostró el valor de la imparcialidad de los jurados” como uno de los ejes centrales del sistema.

En los autos “R. NESTOR FABIAN S/ RECURSO DE CASACION”, la defensa de un hombre condenado mediante la modalidad de juicio por jurados interpuso un recurso de casación contra la sentencia.
El imputado fue declarado culpable, por mayoría de sus miembros, respecto a los hechos de abuso sexual gravemente ultrajante reiterado, abuso sexual con acceso carnal, promoción de la corrupción de menores agravada, abuso sexual en grado de tentativa, exhibiciones obscenas agravadas y corrupción de menores.
Por su parte, el abogado denunció que medió “quiebre de la voluntad del jurado”, por temor fundado, y que se produjo una amenaza que determinó el apartamiento de dos miembros del jurado. Asimismo, pidió que se anule el debate y se ordene una nuevo juicio.
Frente a ello, los integrantes del Tribunal destacaron que la participación popular en la administración del servicio de justicia demostró el valor de la imparcialidad de los jurados como uno de los ejes centrales del sistema, y como prueba sirve la discusión que se planteo en esta causa y en tantos otros producto del celo de las partes ya desde la misma selección del jurado, como de la responsable asunción de este rol por parte de las mujeres y hombres que fueran convocados.
Dado que recién comienza a ponerse en marcha este sistema, “es lógico que no haya aun demasiado desarrollo del contenido de esta garantía individual del proceso penal. Serán éste y muchos otros fallos por venir los que, con apoyo en el enorme acervo jurisprudencial de países con larga tradición en la materia, empezarán a desandar su camino”, sostuvieron los jueces.
Sobre el reclamo de imparcialidad del jurado, los magistrados expresaron que no se verificó ningún extremo peculiar sobre el punto, ni observada y/o informada circunstancia alguna que pudiese configurar un comportamiento impropio de alguno de los miembros.
En ese sentido, los camaristas agregaron que el supuesto que alega la defensa se trata de una situación que si bien pudo haber sucedido en el universo de lo posible (circunstancia condicional), no aconteció desde una perspectiva cognoscible y corroborable.
Por todo lo expuesto, resolvieron rechazar el recurso interpuesto y confirmar la sentencia de grado.

http://www.estudiopanizo.com/abogados-penalistas-en-mar-del-plata

Anuncios
Abogado

Sistema de Juicio por Jurados

El juicio por jurados en territorio bonaerense es opcional: la elección está en manos del acusado y su defensa. Se puede optar por este sistema en todos los delitos que puedan ser penados con más de 15 años de prisión, excepto delitos de corrupción.
Antes del juicio en sí mismo, hay un proceso de selección de los ciudadanos que ejercerán el rol de jurados. En la provincia de Buenos Aires, se elabora un pequeño padrón en base a un sorteo. Para el día del juicio son citados 48 ciudadanos (24 mujeres y 24 hombres) de entre 21 y 75 años.
En esa primera audiencia, se filtra a las personas que tengan impedimentos para ejercer de jurados. Entre otras cosas, no pueden tener vínculos con la víctima, con el imputado ni con el fiscal. No pueden ser abogados ni ejercer cargos públicos por elección popular. Tampoco pueden estar en servicio activo o retirados de las fuerzas de seguridad.
Según la ley bonaerense, el veredicto de culpabilidad exige como mínimo 10 votos, salvo que el delito que se juzga tenga prevista pena de prisión perpetua, en cuyo caso el fallo deberá darse por unanimidad. Es decir, para que Farré sea condenado a perpetua, los 12 jurados deberán encontrarlo culpable.
Si los jurados no llegan a un acuerdo, se debatirá y se volverá a votar hasta tres veces. Si la situación no cambia, el veredicto será de no culpabilidad, salvo que se hubieran obtenido más de ocho votos afirmativos, en cuyo caso el jurado se declarará estancado.
Si eso sucede, el juez le preguntará al fiscal si quiere continuar con el ejercicio de la acusación. En caso negativo, el juez absolverá al acusado, salvo que el particular damnificado sostenga la acusación.
En caso afirmativo, el jurado volverá a deliberar y votar las cuestiones. Si el jurado continuase estancado, se procederá a su disolución, y se dispondrá la realización del juicio con otro jurado, determina la normativa. Si el nuevo jurado también se declarase estancado, el veredicto será de no culpabilidad.
Balance de estos juicios en territorio bonaerense
En la provincia de Buenos Aires se han realizado alrededor de 150 Juicio por Jurados desde que se estableció el sistema, con aproximadamente un 60 por ciento de veredictos condenatorios.
“La respuesta de los que participaron ha sido excelente. Todos toman decisiones muy equilibradas y con responsabilidad”. Este sistema es una “herramienta para democratizar y legitimar la Justicia”.
Los diversos jurados tuvieron que definir casos muy complejos, de violencia de género, de trata de personas, e incluso casos de alto contenido político. “En todos estos casos, el jurado ha emitido claros mensajes con sus veredictos”.
En tres años de funcionamiento en la provincia de Buenos Aires, el juicio por jurados se encuentra sólidamente consolidado. En ese marco, hay algunos aspectos para destacar. Por un lado, el alto compromiso de la ciudadanía. Hasta el momento no se ha tenido que suspender ningún juicio por falta de concurrencia de los jurados. “Ni tampoco ha existido ningún tipo de peligro para los jurados por sus decisiones, derribando así los mitos que suelen difundirse.”.
“También hay que destacar el nivel de sensatez de los jurados para decidir sobre estos casos”, que son los más graves. “Además hay que resaltar el nivel de legitimidad de sus decisiones. No ha habido incidentes al final de ningún juicio que pusiera en duda la decisión de estos jurados”.
Si bien el Juicio por Jurados es un mandato de la Constitución Nacional de 1853 y es la forma de administrar la Justicia en gran parte del mundo, solamente tres provincias lo han implementado hasta ahora: la pionera Córdoba (2005), Neuquén (2014) y Buenos Aires (2015).
Las provincias que empiezan su aplicación son Chaco y Río Negro. En tanto, Chubut está a punto de sancionar su ley, y también esta en proceso Santa Fe. Por otra parte, Salta, Mendoza, Entre Ríos y La Rioja tienen discusión parlamentaria.
En tanto, la diputada Gabriela Burgos, presentó un proyecto de juicio por jurados para toda la Nación que ya está siendo discutido. También hay un proyecto de jurados clásicos presentado por el presidente de la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados, Diego Mestre.
“Es muy posible que este año haya media sanción de la Ley Nacional de Juicio por Jurados que prevé la Constitución”.
Algunas ventajas del sistema
Le da participación a la ciudadanía en la Justicia, algo que siempre fue un reclamo.
Jueces, fiscales y abogados se ven obligados a simplificar el lenguaje, ya que tienen que hacerse entender ante ciudadanos comunes, y no ante otros funcionarios judiciales como ocurre en los juicios tradicionales
Las encuestas coordinadas por el Ministerio de Justicia y varios de los tribunales intervinientes -antes y después de los juicios- revelan que el 90,5% de los jurados mejoraron su imagen de la Justicia luego de sus experiencias y que casi el 72% tendría ganas de volver a repetirla. Además, el 97% de los jurados encuestados detallaron que no tuvieron inconvenientes para comprender las instrucciones legales del juez ni las exposiciones de las partes.