Abogado, Abogado inmobiliario, cesión, compraventa, Derecho Inmobiliario

Conozca todo lo qué necesita hacer antes de abonar dinero por una cesión de boleto, cesión de derechos posesorios, o por la compraventa de un inmueble

Es de moneda corriente la ola de usurpaciones en Mar del Plata, por eso los abogados estamos para desarrollar nuestra labor legal-preventiva para que la comunidad conozca lo que implica abonar un dinero por una cesión de boleto, cesión de derechos posesorios, o por la compraventa de un inmueble (lotes, casas, generalmente), sin constatar si la persona a la que le entregan dinero, es el dueño (titular registral), o solo dice serlo.
En primer lugar siempre debe existir una sospecha, si el precio de venta está muy por debajo de los valores del mercado inmobiliario, como aquellos casos, en que se adquieren lotes por U$S 5000.-, cuando en la realidad mercantil cuestan U$S 20000.-
Prevéngase de estafas y consulte siempre y de forma previa a un abogado, para que examine la documentación (boleto compraventa o escrituras antecedentes), y solicite los informes registrales que correspondan a cada caso en particular (indice de titularidad, copia de asiento registral, informe de dominio e informes de anotaciones personales o de inhibición de los transmitentes de la titularidad), como así también para que pueda estudiar los expedientes de sucesión o prescripción adquisitiva (usucapión), según el caso de que se trate.
Todos estos servicios los ofrecemos en nuestro Estudio.

Contacto:
EJP Servicios Legales Panizo
Bolívar 3053 7° D – Mar del Plata
Te: (0223) 491-5159
Cel / Whatspp: 156-157942
http://fernandapanizo.com

Anuncios
Abogado, alquileres, herederos

Condenan a herederos a pagar alquileres adeudados

La Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta confirmó una sentencia que condenó a los herederos de un hombre a pagar más de 85 mil pesos por alquileres adeudados de un inmueble.

En los autos “L. D. Y., C. vs. Sucesores de M., S. T. – Preparación Vía Ejecutiva – hoy Ejecutivo”, la Sala Tercera de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Salta, integrada por los jueces Marcelo Domínguez y José Gerardo Ruiz, rechazó un recurso de apelación y confirmó una sentencia de grado en cuanto a la procedencia de la pretensión ejecutiva modificando el monto de la condena.

El juicio se desarrolló entre los sucesores del dueño de un inmueble y los sucesores de quien lo alquilaba por la deuda de las mensualidades que van de octubre de 1996 a junio de 1999.

En este escenario, los jueces mencionaron que el artículo 271 del Código Procesal Civil y Comercial establece que “el tribunal de segundo grado no puede entender respecto a aquellas cuestiones que no hubiesen sido sometidas a conocimiento de la instancia anterior. En tal sentido se decidió que si el recurrente introduce otras materias en el escrito de agravios, que fueron soslayadas en la instancia en grado, la alzada no puede revisarlas”.

En este sentido, el tribunal consideró que “ninguna objeción cabe formular a su respecto, no pudiendo exponer que desconocieron la calidad de inquilinos y, por ende, la deuda generada”.

Los magistrados ordenaron la ejecución por la suma de $85.115, que es “equivalente al valor del canon locativo pactado, con más los intereses convenidos, dejando de lado la multa equivalente al 5% del alquiler por cada día de mora”, por “tratarse de una cláusula exorbitante y porque al menos, hasta el momento en que se promueven las acciones judiciales, no consta que la ejecutante hubiera reclamado extrajudicialmente la devolución del local comercial alquilado”.

https://www.diariojudicial.com/nota/79468/civil-y-comercial/los-herederos-deben-responder.html

Abogado

Abogados en Mar del Plata – Estudio Panizo – División de Condominio

En un proceso de división de condominio, la existencia una partición provisional en cuanto al uso y goce, si bien no es óbice ni factor decisorio para el reclamo de extinción del derecho real de condominio y su partición, debe ser tenida en cuenta respecto de la forma de practicar la división, en tanto traduce una voluntad inicial de los propios interesados en la misma.