Abogado

La serie de micros emitidos por Canal Encuentro aborda casos de violencia de género, trata de personas con fines de explotación laboral, delitos informáticos, violencia institucional, abuso infantil, acceso a la justicia y abusos financieros

En el marco del convenio de colaboración celebrado entre el Ministerio Público Fiscal y el Canal Encuentro para la producción y realización de programas especiales, se estrenó un nuevo micro de la serie que aborda delitos como la violencia de género, la trata de personas con fines de explotación laboral, los delitos informáticos, el abuso infantil, la violencia institucional y los abusos financieros, entre otros.
 
El objetivo del programa sobre narcocriminalidad es hacer foco en el impacto de las prácticas ilícitas de las redes de narcotráfico en las vidas de las y los jóvenes, describiendo la afectación de derechos en estos sectores vulnerables.
El fiscal Diego Iglesias, de la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar), analiza durante esta emisión el entramado que configura este tipo de delitos: por un lado, la manera en que operan las bandas trasnacionales, y por el otro, el despliegue territorial de las organizaciones narcocriminales en los contextos barriales desfavorables.
El mercado ilícito de drogas representa uno de los fenómenos criminales globales más complejos, con una alta rentabilidad tanto para las organizaciones que operan a nivel mundial como para las que tienen menor estructura y alcance. Las mayores ganancias de la delincuencia organizada transnacional provienen del narcotráfico: las últimas estimaciones de las Naciones Unidas indican que el ingreso total de los mercados de las drogas ilícitas alcanzaría los 320.000 millones de dólares anuales. Este dinero representa un 20% de todas las ganancias producto de delitos y la mitad de los ingresos de la delincuencia organizada transnacional.
Estas prácticas ilegales impactan en las vidas de millones de personas. Las y los jóvenes están especialmente expuestos a estas violencias y, en algunos casos, ingresan al circuito del tráfico ilegal de drogas como el eslabón más bajo en las estructuras criminales. El trabajo de la Procunar se centra, entre otras funciones, en orientar las investigaciones hacia los responsables de los distintos roles y jerarquías para ascender en la cadena de mando y promover la persecución penal hacia los estratos más altos de las estructuras criminales.
La producción de estos contenidos fue el resultado de un trabajo conjunto entre las Direcciones de Relaciones Institucionales y de Comunicación Institucional de la Procuración General de la Nación y el Canal Encuentro.

Anuncios
Abogado

Abogada Penalista – Cibercrimen

Abogada Penalista – Cibercrimen

La delincuencia informática se refiere a actividades ilegales e ilícitas que comparten en común el único medio electrónico (ciberespacio) en el que tiene lugar.
El cibercrimen no lo comente solo hackers o personas con altos conocimientos en informática y sistemas, sino que cualquier usuario de Internet puede cometer un crimen informático. Los delitos informáticos en su generalidad no pueden considerarse como parte del crimen organizado, ya que los mismos no se cometen en su mayoría por varias personas que actúan concertadamente ni insume una complejidad propia de este tipo de ilícitos. Si bien el cibercrimen surge como un tipo de delito ocupacional de tipo profesional más que como un delito de cuello blanco, esa definición queda obsoleta en la actualidad a la luz de los avances tecnológicos y el uso masivo y cotidiano de Internet a nivel global. Los delitos informáticos se denominan así por la posición ocupada por la tecnología en la comisión de hechos ilícitos, como medio para llegar al delito, como fin del delito.