Abogado

Contratos Bancarios: Caja de Seguridad

1. El contrato de caja de seguridad es un contrato bancario autónomo por el cual el banco cede a un cliente por un plazo determinado el uso de un cofre o una caja de seguridad en un lugar especialmente construido y vigilado instalado en el edificio donde desarrolla sus actividades, con la finalidad de que el cliente guarde allí bienes y contra la contraprestación del pago de una suma en dinero. 
2. El contrato presupone la existencia y observancia de la “seguridad bancaria”. 
3. La finalidad es la “guarda y cuidado de los objetos introducidos en la caja de seguridad”. 
4. La obligación del banco es una obligación de resultado. Se obliga a mantener indemne la caja contra todo daño (salvo el vicio propio de las cosas introducidas en la caja) y a disposición del cliente. 
5. Caracteres del contrato: bancario, oneroso, de adhesión, consensual, de tipico, nominado, conmutativo, de tracto sucesivo y ejecución continuada, de custodia, de consumo. 
6. La naturaleza jurídica es de un contrato bancario autónomo. 
7. Le es de aplicación el art. 37 de la Ley de Defensa del Consumidor, por lo que se consideran inválidas todas las cláusulas que desnaturalicen las obligaciones de las partes o limitan la responsabilidad por daños, las que inviertan la carga de la prueba, o importen renuncia o restricción de los derechos del consumidor o amplían los de la otra parte y la normativa de contratos de consumo y por adhesión del CCCN.
8. La caja de seguridad es susceptible de embargo judicial debiéndose resguardar la privacidad del titular de la caja. 
9. Debe realizarse un inventario del contenido pudiendo ser secuestrado o quedar en depósito. 
10. Al ser una obligación de resultado, la responsabilidad es objetiva y el banco responde frente a hurto o robo de las cajas y sólo se exime por hechos externos o totalmente ajenos a su actividad.
Anuncios