Abogado

Abogados en Mar del Plata – Estudio Panizo – Amparo de Salud: Paciente con VIH

La Cámara Civil confirmó un pronunciamiento de grado que hizo lugar al pedido de un paciente con VHI, para que el servicio de medicina prepaga continúe brindándole las prestaciones inherentes a su plan. En el caso, la empresa dio de baja la afiliación por atraso en el pago de una de las cuotas.
En los autos “M., D. H. c/ M. S.A. de A. M. y C. s/ Amparo”, los jueces de la Cámara Civil confirmaron el pronunciamiento de grado que hizo lugar a una medida precautoria innovativa interpuesta por un paciente con HIV, con el objetivo de que la empresa de medicina prepaga continúe brindándole las prestaciones inherentes a su plan.
Según consta en la causa, el accionante se encontraba vinculado –en carácter de asociado titular- por un contrato de medicina prepaga con la empresa demandada desde hace veinte años, pero por “razones particulares se atrasó en el pago de la cuota social, dejando impagas las correspondientes a tres meses”.
El actor relató que “cuando intentó regularizar los pagos la sociedad emplazada le informó que su afiliación había sido dado de baja sugiriéndole que llenara una solicitud de reincorporación”.
En este marco, el demandante promovió acción de amparo con el objeto de que se le restituya su condición de asociado y le sea aceptado el pago de lo adeudado, por considerar que “la demandada no obró conforme lo prescribe el artículo 9 de la Ley 26.682 y su decreto reglamentario”.
Asimismo, como medida cautelar, solicitó se ordene a la prepaga que “continúe brindándole las prestaciones inherentes a su plan, habida cuenta la urgencia con que debe realizarse estudios semestrales por padecer de SIDA”.
En contraposición, la recurrente no cuestionó la enfermedad que aqueja al actor, pero advirtió que el accionante “no tiene derecho a reclamar el restablecimiento de la cobertura por haber incumplido la prestación contractual a su cargo”.
Luego de analizar los agravios contra la decisión de grado, el Tribunal de Alzada explicó que “no está en discusión que las partes estaban ligadas por una relación contractual de prestación de servicios asistenciales -medicina prepaga- y tampoco resulta materia controvertida la enfermedad padecida por el actor”.
“La interpretación concluyente de las cláusulas contractuales y del obrar legítimo o ilegítimo de los litigantes -que será motivo de acreditación- no debe apreciarse en este estado”, sostuvo el fallo y agregó: “Basta con que exista suficiente apariencia del derecho para evitar la ocurrencia o agravamiento de los daños en la salud”.
Para los vocales, “aún en el marco limitado de la medida precautoria no debe soslayarse que la reforma constitucional del año 1994 ha consagrado –en coincidencia con diversos tratados internacionales sobre derechos humanos- el derecho a la prestación de los servicios de salud como una garantía específica”.
ACCIÓN DE AMPARO
AMPARO DE SALUD
MEDICINA PREPAGA
MEDIDA CAUTELAR
Anuncios
Abogado

Abogados en Mar del Plata – Estudio Panizo – Pagaré: lugar y fecha de emisión

Un fallo judicial declara la inhabilidad de un pagaré porque carece de lugar y fecha de emisión. Los jueces de la Cámara Comercial explicaron que la falta de precisión de la fecha “hace perder al documento el efecto cambiario, cualquiera sea la forma en que se expresó su vencimiento”. Qué dice la norma específica.
Por carecer de fecha de emisión un pagaré fue declarado como título inhábil y no pudo ejecutarse. Así lo dispuso la Cámara de Apelaciones en lo Comercial, al confirmar lo resuelto en Primera Instancia en autos “L. U., A. I. c/ M., F. s/ E.”.
El fallo fue dictado por la Sala F del Tribunal de Alzada, con votos de los camaristas Alejandra Tévez y Rafael Barreiro. Ambos precisaron que el Decreto Ley 5965/63, que regula los pagaré y letras de cambio, establece como uno de los requisitos esenciales la indicación “del lugar y de la fecha en que el vale o el pagaré han sido firmados” y también establece que ante la falta de alguno de los requisitos el documento “no es válido como pagaré”.
En el documento no se indicó la designación del lugar y de la fecha de creación. La Cámara reconoció que si bien la primera de las omisiones “no obstaría en principio a la ejecución -previa preparación de la vía ejecutiva- “, la falta de la fecha “perjudica la validez del documento como papel de comercio, por la falta de un requisito esencial”.
“Esto es así, porque la fecha (día, mes y año) de creación, es requisito dispositivo que no puede ser sustituido ni integrado por otros elementos; y la falta de fecha de otorgamiento hace perder al documento el efecto cambiario, cualquiera sea la forma en que se expresó su vencimiento”, aseguraron los camaristas.
Los magistrados invocaron al principio de “completitividad” aplicable al pagaré. De acuerdo al mismo- aclara el fallo- el título “debe bastarse a sí mismo, ser autosuficiente y contener todas las relaciones y todos los derechos emergentes de él”.
De acuerdo con esos principios, el pagaré que carece de fecha de emisión es inválido, “ya que falta un requisito esencial según lo prescribe la norma ya citada”. De allí a importancia de la fecha de emisión del pagaré, que “se manifiesta respecto de la capacidad del librador, el cómputo de los plazos para la presentación (art. 36), la prescripción (arts. 96 y 97), etc.”.
Finalmente, ca Cámara de Apelaciones admitió que, si bien es cierto que el artículo 523 inc. 2º del Código Procesal reconoce la posibilidad de que un instrumento privado configure un título ejecutivo, “es exigible para que ello ocurra, que el mismo reúna el sustento jurídico necesario en el que descansará el proceso denominado por nuestro código como ‘ejecutivo’”.
EJECUCIÓN DE PAGARÉ
JUICIO EJECUTIVO
Abogado

Sucesión ab intestato, aplicación de la ley, derecho de representación

Tanto en el art. 2429 del nuevo Código Civil y Comercial, cuya inmediata aplicación corresponde en el presente (arg. art. 7), como en el Código Civil derogado (arts. 3549 y 3554), la premoriencia es el requisito fundamental para que la representación tenga lugar, esto es no se puede representar a quienes no hubieran fallecido al tiempo de la apertura de la sucesión de quien se trate. Si el deceso del heredero premuerto tiene lugar con posterioridad al de su causante, aquél ya ha adquirido su condición de heredero, transmitiendo a su vez a sus propios sucesores los derechos que pudieran corresponderle, de manera tal que resulta inaplicable aquél instituto.
Abogado

Cuestiones de competencia, juicio de desalojo, sucesiones

Deberá continuar entendiendo en la presente causa el Juzgado de Primera Instancia de Circuito desde que de las constancias de autos se desprende que se promovió el juicio de desalojo contra el demandado y/o contra cualquier sublocatario, tenedor precario, intruso y/o cualquier otro ocupante del inmueble objeto de la litis y, si bien ante la comparecencia de quien posteriormente falleciera, se la tuvo por presentada y se otorgó el carácter de parte, se advierte que la misma no es titular ni invocó derecho alguno sobre el inmueble a desalojar, ni mucho menos se acreditó, el carácter de sublocatario, tenedor precario, intruso u ocupante que pudiera detentar la causante. Consecuentemente, de las circunstancias relatadas se concluye que no existe razón jurídica alguna para remitir la presente causa de desalojo al juez del sucesorio de la de cujus.
Abogado

Abogados en Mar del Plata – Estudio Panizo – División de Condominio

En un proceso de división de condominio, la existencia una partición provisional en cuanto al uso y goce, si bien no es óbice ni factor decisorio para el reclamo de extinción del derecho real de condominio y su partición, debe ser tenida en cuenta respecto de la forma de practicar la división, en tanto traduce una voluntad inicial de los propios interesados en la misma.
Abogado

Abogados en Mar del Plata – Estudio Panizo – Embargo Preventivo

Se equivoca el Tribunal que, al resolver la apelación deducida por uno de los codemandados contra un embargo preventivo ordenado contra otro de los demandados, que no apeló, concede el recurso a nombre de éste.
La doctrina y la jurisprudencia mayoritariamente han aceptado que el Recurso de Apelación interpuesto por un litisconsorte facultativo no beneficia al otro que consintió la condena, rigiendo el principio de la disponibilidad del derecho. Este es el criterio sustentado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación, al decidir que los Tribunales no pueden resolver cuestiones que hayan quedado firmes porque, en tal caso, se causaría agravio a las garantías constitucionales de defensa en juicio y de la propiedad.
En autos, el pronunciamiento de Primera Instancia adquirió carácter de firme en virtud de no haber sido apelado por el litisconsorte al que afectaba el embargo ordenado, de lo cual surge una limitación subjetiva que se traduce en la falta de interés de quien apela, ya que el decisorio en crisis no le produce ningún gravamen.
Corresponde entonces que se declare la nulidad del proveído que concede el Recurso de Apelación y la de todos los actos procesales que fueran consecuencia del mismo. (Del voto del Dr. Cáceres)
Abogado

Liquidación, intereses, anatocismo, expropiación, indemnización

No obstante que la actora condenada no impugne la liquidación practicada por la contraria, corresponde rectificarla de oficio cuando no se ajusta a lo resuelto en autos.
En el caso, la gananciosa en el juicio practicó liquidación capitalizando mes a mes los intereses, en lugar de calcularlos únicamente sobre el importe de la anterior liquidación aprobada, que ya incluía intereses. Y ello no es admisible en virtud de lo dispuesto en el artículo 623 del Código Civil, pues la capitalización de los nuevos intereses será la consecuencia de la aprobación de la presente liquidación, sin que resulte válido capitalizar mensualmente por propia iniciativa, como se hizo en la planilla presentada para su aprobación.